Para amar…

Para amar tienes que conocer la luz y la oscuridad de quien amas, el centro mismo de su corazón. Cuando está alegre, cuando está triste, cuando se molesta, cuando está nervioso. Todo.

[Pero tampoco es cierto que podamos amar todo el conjunto debido a la imperfección del amor, aunque en cierto sentido, terminaríamos por amarlo por ser su forma de ser]

‘Lo entiendo mejor cuando no dices nada.’

Buscamos entonces a la persona en la forma original y en todas sus formas… ¿Será cierto eso? Porque ese razonamiento indicaría que amaríamos a esa persona bajo cualquier circunstancia…

¿O es que amamos a las personas por la circunstancia del azar?

Eso quiere decir si es que amamos a la persona por predestinación o bajo un conjunto de circunstancias que hacen que la amemos…

Pero lo último también indicaría que bajo otras circunstancias, no amaríamos a esa persona.

¿Existe una barrera conformada por esas circunstancias?

- No.
¿Pero qué justifica la elección de esa persona?
¿La atracción?
¿La fatalidad?
¿Algo que no se puede detener?

¿Quién sabe lo qué es el amor?

 

Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s