Cristianismo y Homosexualidad – Parte II

Cristianismo y Homosexualidad

por Lando Deucalión Valois.

 

®Derechos Reservados. Licencia Creative Commons.
Texto exclusivo para la bitácora Aidou Poiesis.

 

SEGUNDA PARTE

1. INTRODUCCIÓN

2. CONCEPTOS CLAVES

3. DESARROLLO (17 preguntas importantes)

4. NOTAS AL PIE DE LA PARTE II

 

PARTE II: LA IGLESIA CATÓLICA

 

1. INTRODUCCIÓN

La Iglesia Católica es la organización religiosa más grande y consolidada en el Cristianismo. Asimismo es la rama (o denominación) cristiana con mayor cantidad de seguidores y alcance alrededor del mundo.

Como institución, la Iglesia Católica se ha enfrentado continuamente a lo largo de su historia a diversos sectores opositores, no sólo por razones de índole teológica, sino también por cuestiones políticas y factores económicos.

Caracterizada por mantener un fuerte conservadurismo doctrinal a través de su desarrollo, los pocos cambios que se han producido en sus principios de fe, han sido causados por la evolución de la sociedad y acompañados de presiones externas. Sus dogmas se recogen en documentos concertados durante reuniones con los altos eclesiásticos de todo el mundo, llamadas Concilios Ecuménicos, cuya última sesión, en el Concilio Vaticano II (1962 – 1965) implantó una política de acercamiento hacia el pueblo.

En cuanto a su visión sobre la homosexualidad, la Iglesia Católica ha sostenido una posición negativa y desfavorable, basándose en una interpretación literal de los textos bíblicos, conforme a su propia evolución institucional como histórica.

 

2. CONCEPTOS CLAVES

 

a.    ¿Qué es una denominación cristiana?

Una denominación, en el sentido cristiano del término, es una organización religiosa que funciona con un nombre, una estructura y/o una doctrina en común. Es usado para referirse que algunos o todos los grupos cristianos son, en algún sentido, versiones divergentes de la doctrina cristiana.

 

b.    ¿Qué es el Catecismo de la Iglesia Católica?

El Catecismo de la Iglesia católica es el documento universal que expone la fe y doctrina de la Iglesia Católica.

 

 

3. DESARROLLO (17 preguntas importantes)

 

3.1          ¿Qué es la Iglesia Católica?

La Iglesia Católica es una institución religiosa que tiene por base la doctrina del Cristianismo (Denominación Cristiana).

Oficialmente es llamada “Iglesia Católica Apostólica y Romana” (ICAR), atribuyéndose cuatro principales rasgos: Ser Iglesia (una comunidad), ser católica (universal, a nivel de toda la Tierra), ser apostólica porque dice ser depositaria de las enseñanzas de los apóstoles y, ser romana, ya que está regida por la primacía del Obispo de Roma en calidad de Sumo Pontífice (El Papa).

Su sede central se ubica en la ciudad-estado de El Vaticano y es denominada Santa Sede.

 

3.2          ¿Es la Iglesia Católica igual al Cristianismo Primitivo?

NO. La Iglesia Católica es una rama o denominación posterior al cristianismo primitivo. Surge probablemente en el siglo II, dado que su primera mención se hace en una carta del obispo Ignacio de Antioquia a los Esmirniotas alrededor del año 110 d.C., cuando ya habían pasado 77 años tras la fundación de la Iglesia por Jesús.

 

3.3          ¿Sólo los católicos son cristianos? ¿Ser Cristiano es igual a ser católico?

NO. Ser cristiano significa literalmente creer en cristo. Eso quiere decir que toda persona que cree en Jesucristo en espíritu y verdad es cristiano. Por ello, los otros movimientos que fundan su fe en el Evangelio de Cristo están en pleno derecho de llamarse cristianos.

Ser cristiano NO implica ser católico. Pero ser católico-practicante SI implica ser cristiano.

 

3.4          ¿Qué cristianos son católicos?

Según el Catecismo de la Iglesia Católica, son parte de su organización todas aquellas personas que:

“…teniendo el Espíritu de Cristo, aceptan íntegramente su constitución [De la Iglesia Católica] y todos los medios de salvación establecidos en ella y están unidos, dentro de su estructura visible, a Cristo, que la rige por medio del Sumo Pontífice y de los obispos, mediante los lazos de la profesión de la fe, de los sacramentos, del gobierno eclesiástico y de la comunión.”

Catecismo de la Iglesia Católica, Primera Parte: la profesión de la Fe, párrafo 837.

 

3.5          ¿Cuál es el carácter principal de un cristiano católico?

Según el autor Urbano Sánchez-García, dado que la Iglesia Católica es una religión de porte institucional, la persona que se adhiere por libre voluntad a ésta se encontrará en la obligación de cumplir y aceptar los mandamientos que los dirigentes de la Iglesia le impongan.

“Conviene en insistir en esta perspectiva católica: la autoridad de la Iglesia influye de tal modo en las relaciones del católico que debe aceptar la autoridad de la Iglesia para estructurar y vivencias su fe y su conducta. No es suficiente el juicio de la conciencia, por recto y formado que sea…”

SÁNCHEZ-GARCÍA, Urbano. Las relaciones hombre-Dios en el tercer milenio, página 140.

 

3.6          ¿Qué perspectiva tiene la Iglesia Católica de la homosexualidad?

Según el Catecismo de la Iglesia Católica, a pesar de que se reconoce la naturaleza instintiva de la atracción homosexual, ésta constituye una tentación contra la cual debe luchar el hombre para evitar caer en pecado.

“Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales instintivas. No eligen su condición homosexual; ésta constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba…”

Catecismo de la Iglesia Católica, Tercera Parte: La Vida en Cristo, párrafo 2358.

El pecado en sí vendría a ser el acto sexual en sí. Asimismo la Iglesia Católica considera pecado al sexo oral, a la masturbación y a todas las formas de relación sexual que no estén orientados a la procreación, así sean realizados por personas heterosexuales.  

“…la Tradición ha declarado siempre que ‘los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados’. Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso.”

Catecismo de la Iglesia Católica, Tercera Parte: La Vida en Cristo, párrafo 2357.

Un homosexual que convive con su pareja también es prohibido por la Iglesia Católica, y lo considera como un pecado grave.

 “El que vive en situación permanente de pecado. (…) El caso es más grave, pues se trata de quien normalmente permanece en una respuesta de pecado objetivo  y permanente. Varios ejemplos: el padre o la madre que abandona su hogar, a su pareja e hijos; el homosexual que convive con su pareja…”

SÁNCHEZ-GARCÍA, Urbano. Las relaciones hombre-Dios en el tercer milenio, página 255.

 

3.7          ¿En qué basa la Iglesia Católica su posición?

La Iglesia Católica sustenta su oposición a la homosexualidad como parte de la tradición heredada del Antiguo Testamento.[1] La misma que refleja una sociedad esencialmente patriarcal. Consecuentemente, afirman que el “pecado de Sodoma” fue la homosexualidad.

A partir del siglo III, cuando empezó su ascenso en las esferas del imperio Romano, la Iglesia Católica habría usado también la prohibición del sexo entre varones como una forma de diferenciación y defensa frente a muchos políticos que realizaban esta práctica como parte del culto en religiones paganas.[2]

El emperador Constantino I, apodado “El Grande” fue quien permitió definitivamente la tolerancia religiosa en el imperio Romano durante el año 315 d.C. y otorgó una posición privilegiada a la Iglesia Católica de ese entonces. Posteriormente, Teodosio I la oficializó como religión única del Imperio en 380 d.C.

Durante la Edad Media, en pleno apogeo del poder papal, empezaron a circular rumores en torno a las costumbres de algunas Papas. Se sabe que muchos de ellos tenían amantes masculinos o erómenos furtivamente, a quienes protegían y premiaban con altos cargos eclesiásticos.[3]

 

3.8          ¿Existen santos dentro de la Iglesia Católica de los cuales se tenga pruebas fehacientes de que hayan sido homosexuales?

NO. La mayoría de historiadores y la Iglesia Católica niegan que hayan existido santos y/o santas homosexuales.

 

3.9          ¿Y san Sebastián? ¿Fue san Sebastián gay?

NO. Históricamente, Sebastián fue un soldado mártir y no se le asoció con la homosexualidad hasta el siglo XIX. Actualmente, dicha asociación iconográfica es sólo por motivos artísticos.[4]

 

3.10     ¿Y el caso de los santos Sergio y Baco? ¿Considera la Iglesia Católica que los santos Sergio y Baco mantuvieron una relación homosexual?

NO. La mayoría de historiadores y la Iglesia Católica niegan que estos santos hayan tenido una relación homosexual.

 

3.11     ¿Es probable que la Iglesia Católica haya aceptado en algún momento de su historia antigua las relaciones homosexuales o gay?

NO. Visto lo anterior, se deduce fácilmente que el modelo patriarcal católico es dogmático y estricto. Oficialmente, la Iglesia Católica no habría permitido unir a dos personas de un mismo sexo.

 

3.12     ¿Eso significa que el Cristianismo primitivo NO aceptaba las relaciones homosexuales o gay? (Revisar pregunta 3.2)

NO. Al contrario, los indicios presentados por el investigador John Boswell sugieren que posiblemente el Cristianismo primitivo SI fue tolerante, aceptando en algunos casos uniones específicas para personas de un mismo sexo como se verá en el Capítulo III.

 

3.13     ¿Puede una persona ya sea católica o no católica exigirle a la Iglesia Católica que ACEPTE las relaciones homosexuales?

NO. La Iglesia Católica es una institución religiosa independiente y autónoma en la mayoría de países donde se ha establecido. Los dirigentes (Obispos y Arzobispos) siguen las órdenes del Papa y las normativas expuestas en el Catecismo, las Encíclicas Papales y los documentos de los Concilios.

Formalmente, una persona jamás tendrá el derecho de exigirle a la Iglesia, el reconocimiento y/o aceptación de las relaciones homosexuales.

 

3.14     ¿Se puede pedir a la Iglesia Católica que TOLERE las relaciones homosexuales?

, pero de acuerdo a la legislación de cada país. En el caso de Estados Unidos por ejemplo, la Iglesia Católica es libre de expresar su opinión respecto a la homosexualidad pero no puede intervenir de manera alguna en manifestaciones de las organizaciones a favor de la “comunidad LGTB”.

En otros países, los templos o parroquias, las capillas, los seminarios, los conventos y hasta algunos museos tienen Derechos de Extraterritorialidad por parte de la Santa Sede y el Estado Vaticano, en estos lugares, uno NO puede pedir tolerancia alguna sobre cualquier enseñanza contraria a la del catolicismo, ya que está pisando terreno privado de la Iglesia Católica, con respaldo en leyes internacionales.[5]

 

3.15     ¿Cuál es la propuesta de la Iglesia Católica para los homosexuales?

Para aquellos que sienten atracción por personas del mismo sexo, la Iglesia Católica ofrece el siguiente requerimiento:

“Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana.”

Catecismo de la Iglesia Católica, Tercera Parte: La Vida en Cristo, párrafo 2359

 

3.16     ¿La Iglesia Católica acepta a los homosexuales arrepentidos?

SI. Efectivamente la Iglesia Católica pide el arrepentimiento de la homosexualidad a todos los que deseen formar parte de ella. Consideran que a través de una vida de castidad es posible que el individuo reoriente su sexualidad hacia la heterosexualidad.

 

3.17     Finalmente, ¿Puede un homosexual ya sea gay o lesbiana ser católico(a) y vivir su sexualidad al mismo tiempo?

NO. Por el mismo hecho de que la Iglesia Católica NO acepta las relaciones homosexuales.

 

 

4. NOTAS AL PIE DE LA PARTE II

[1] Leer el capítulo I de esta investigación: ¿Qué visión se tenía de la homosexualidad en el Cristianismo? En:Parte I – La Biblia y la Homosexualidad

[2] cfr. Capítulo I: Parte I – La Biblia y la Homosexualidad

[3] Son conocidos los casos del Papa Paulo II   http://es.wikipedia.org/wiki/Paulo_II , León X http://www.cayocesarcaligula.com.ar/papado/leon_x.html, Julio III http://es.wikipedia.org/wiki/Julio_III, entre otros.

[4] Leer Más: http://anodis.com/nota/3343.asp

[5] Los documentos sobre las relaciones entre la Iglesia Católica, representada por la Santa Sede y un estado independiente son llamados “Concordatos”. Para saber los alcances de la Iglesia Católica en un país es conveniente leer los acuerdos suscritos en dichos documentos, que tienen fuerza como ley y rango de tratado internacional. (cfr. RUDA SANTOLARIA, Juan José. “Relaciones Iglesia-Estado: reflexiones sobre su marco jurídico”. En: La religión en el Perú al filo del milenio. páginas 59-85)

 

Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s