Calíope

Todo esta listo y sólo falta una señal.

Una sola señal.

Reconozco mi temor, porque después de esto nada va a ser igual. Quizás pierda todo lo que he tenido hasta ahora para siempre. Quizás gane más de lo imaginado.

Quizás ya nadie me acompañe en la ruta de los dioses.

Espero la sonrisa gentil, siguiendo mi rumbo como un aura cálida. Quiero llorar y quiero reír.

Deseo volar.

Por favor, no me abandones, quédate conmigo y estemos siempre abrazados.

Sé que nada de esto es por ti, pero cuánto quisiera caminar contigo. Un mismo camino.

Soy fuerte, pero no tanto como debiera, sintiendo que te necesito. Desde el trecho más largo que aún falta, cuando las cosas fijen su lugar y yo iré al exilio.

Estrecha mi mano impetuosamente, sin límites a dar… Cuando reconozcas mi energía como reflejo de tu corazón.

Los milagros pueden suceder, desde la alborada hasta la tristeza del ocaso, hay sueños más hermosos como la infinita luz de la mañana… Sin importar las veces.

Sólo causados por nosotros. Por mí. Por ti.

La energía de dos mundos.

Nos.

(…)

SEÑOR Dios mío, Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob… Sé mi fortaleza en esta ruta que se acaba, no me dejes caer y tiéndeme tu mano para seguir siempre adelante. Confío en ti SEÑOR para que me ayudes a alcanzar mis metas.

Te lo pido en nombre de Jesús, tu hijo.

Amén.

Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s