Ostracismo

Cuando Marcial dejó a Rosario, ella le escribió un poema en su agenda. Marcaba el día de su separación.

Había escrito una carta, pero la borré… De otro lado ni siquiera estas letras deberían existir, pues serán selladas por el olvido y la distancia.

Me vuesta comprender los motivos por cuales asestaste una espina en mi corazón. Sólo puedo recordar que de alguna manera lo intuía pero me dejé cegar. Los dos mundos contrapuestos es simplemente hipocresía y lo que buscas es el catalizador que justifica tus acciones desenfrenadas.

La amistad o aún incluso la hermandad no se funda en mentiras, no en juego con los sentimientos, y ya no tienes motivos para quejarte porque realmente solo quieres libertinaje, no te importa el amor, no lo conoces aunque esté frente a tí.

La distancia es el precio que pagan los traidores. Es mejor que la oscuridad, y así mismo conlleva mayor reflexión. Erase el peor momento para decirlo… Sólo tu burda cobardía como la de tus predecesores. No mediste consecuencias.

Después de todo, si eras un ángel de aura engañosa que por dentro es un monstruo. Mentiste.

Ya no importan las cenizas. Mi oración es por un sentimiento de verdad que sobrepase los límites que tienen los humanos.

Cuando encuentres las respuestas, al momento que el desenfreno ya no cubra tus vacíos, verás con mi perspectiva por un instante. Y yo ya no estaré ahí.

 

Después de todo, nadie vuelve del ocaso…   

Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s